Qué es la plusvalía municipal, cómo reclamar.

plusvalia

Es uno de los impuestos más polémicos de los últimos años para los propietarios de una vivienda: unos han tenido que pagarlo cuando no debían, otros han pagado de más, hay quien se lo encontraron al recibir una herencia o que ni lo conocían hasta que se toparon de bruces con él…

La buena noticia para muchos de ellos es que, si han pagado el impuesto en los últimos cuatro años, ahora pueden reclamarlo.

¿Que es la plusvalía municipal?

La plusvalía municipal o Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana es un impuesto que grava el aumento de valor del suelo de una vivienda durante los años de posesión hasta su transmisión, ya sea por compraventa, donación o herencia. Es decir, si vas a vender tu casa, la plusvalía municipal establece cuánto se ha revalorizado el suelo de tu vivienda desde que te hiciste con ella hasta que la has vendido; y si la has heredado, deberás pagar el aumento de valor que haya experimentado mientras pertenecía a su anterior dueño.

El impuesto es recaudado por el ayuntamiento de cada municipio y es pagado por el vendedor del inmueble.

¿Cómo se calcula?

Es el ayuntamiento a través de una serie de tablas el que estipula cuanto se ha revalorizado el suelo de tu vivienda. El problema es que en los últimos años no se ha revalorizado, o al menos desde que lo has comprado. Ahí es donde entra el problema.

¿Tengo que pagarlo?

La plusvalía municipal está regulada por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Es, por tanto, un impuesto total y absolutamente legal.

Sin embargo, su aplicación ha sido puesta en entredicho más de una vez y los afectados han cosechado algunas victorias. El pasado 11 de mayo, el Tribunal Constitucional sentenció que la plusvalía municipal no debe pagarse cuando la venta se ha realizado a pérdidas. Pero la cosa no se queda aquí: según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, si la transmisión ha sido a ganancias también puedes reclamar, ya que tu ayuntamiento podría haberte cobrado hasta un 35% más por un error al calcular el importe.

¿Quién puede reclamar?

Cualquier ciudadano que haya transmitido un inmueble, haya registrado pérdidas o ganancias, puede solicitar la devolución del impuesto.

Eso sí, para poder reclamar es importante que el pago no haya prescrito: el plazo de prescripción es de cuatro años en el caso de las autoliquidaciones (el pago fue voluntario) y un mes para el caso de liquidaciones (el pago fue a requerimiento del ayuntamiento de la localidad en cuestión).

¿Qué documentación tengo que aportar?

  • Copia del DNI
  • Copia de la escritura de adquisición (ya sea por compra, herencia o donación)
  • Copia de la escritura de transmisión (venta, herencia o donación)
  • Copia de la autoliquidación/liquidación del impuesto sellada

¿Quién me lo puede gestionar?

Reclamar la plusvalía municipal te merecerá más o menos la pena en función del dinero que creas que vas a poder recuperar. Si la transmisión se hizo a pérdidas, no dudes en acudir a un asesor legal para que empiece a tramitar tu reclamación.

En caso de que la transmisión fuese a ganancias, el asesor legal podrá estudiar tu caso a fondo, establecer cuánto tenías que haber pagado, calcular la diferencia con lo que realmente pagaste y ayudarte en todo el proceso de reclamación.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar