Coaching para emprendedores

medi socios

Emprender un negocio es algo que, en  más de una ocasión, se nos ha pasado por la cabeza a la mayoría, pero tras la furia del comienzo donde todo es nuevo llega el momento en que hay que lanzarse en serio y en ello estás. Pero te surgen dudas y problemas.

  • Necesitas un empujón, te dispersas mucho, tienes la sensación de perder el tiempo.
  • Llevas ya un tiempo y ves que la competencia te está ganando terreno.
  • Tienes distintas ideas de negocio pero no te lanzas con ninguna.
  • Se te pasan los días y no avanzas

Es momento de hablar de Coaching para Emprendedores para ayudarte mediante una profundización en tus habilidades personales y llevar a cabo tus objetivos. Se trata, pues, en identificar, diseñar y planificar tus metas profesionales para que puedas lograrlas. Elaborar una ruta conjunta que se puede resumir en  estos pasos :

  1. El emprendimiento consciente

El coaching para emprendedores es muy útil para que el profesional identifique su mejor manera de hacer lo que realmente quiere en cada decisión.

  1. ¿Qué se necesita saber al comenzar un camino?

A parte del “para qué” debería trabajar los objetivos y los métodos. Todos se pueden agrupar en el concepto de “motivación”, en aquello que te mueve. El objetivo inicial puede ser ganar dinero o incluso sobrevivir, pero este objetivo es pobre. Pocas veces sirve para decidir ante ciertas situaciones en las que quieres aplicar tus valores y descubres que no te decides aunque tengas claro qué opción cubriría mejor la necesidad de ingresos o supervivencia.

Dedicar un par de conversaciones a este tema es de gran utilidad para que la persona progrese desde la paz interior, dejando atrás las noches inquietas en que parecía que luchaba contra sí mismo porque hacía lo que no quería o no quería lo que hacía, actuaba contra sí mismo sin comprender por qué o no avanzaba aunque sabía qué debía hacer. 

  1. ¿ Cómo se le ayuda desde el coaching a un profesional a ser mejor profesional?

La respuesta a esta pregunta es la misma que muchas otras veces: “con preguntas”. La primera pregunta suele ser “¿para qué?”.

  • ¿Para qué quieres hacer esto y no otra cosa?
  • ¿Para qué te planteas un proceso de coaching?
  • ¿Para qué ahora?

Si la respuesta comienza con un “por que…” es posible que sea una muestra de que la persona está reaccionando y no pre-accionando.

Si actúas por reacción, no estarás decidiendo hacia dónde vas, sino de dónde sales. Para ser responsable de tu camino, debes decidir a dónde quieres ir. Se dice que  “Si actúas por reacción, no estarás decidiendo hacia dónde vas, sino de dónde sales.”

Como todo proceso de coaching, podemos conocer el principio pero no el final

  1. ¿Qué necesita saber aquel que comienza un negocio?

Necesita tener claro el nicho, es decir,  cuál es su cliente ideal. De nuevo, la primera respuesta no suele ser la más interesante, porque suelen nombrarse características que creemos que son las mejores, pero no lo sentimos así.

El cliente ideal debe encontrarse desde el corazón, no se trata de una persona a la que tú o tus servicios le encajen. Se trata de la persona con quien quieres trabajar. Para responder a esta pregunta, te animo a que seas soñador y egoísta. ¿A quién te gustaría ayudar? ¿Qué tipo de relación quieres?

Permítete soñar e inventa un cliente perfecto. Te servirá para descubrir lo que quieres y te permitirá ir a uno de los siguientes pasos ¿Dónde están ese tipo de personas o los que más se parezcan?

También necesita conocer qué quiere hacer, cuáles son sus mensajes claros, qué servicios son la base y cuáles son accesorios, con qué parte de su trabajo disfruta… toda esta información, es, por ejemplo, la que ante la pregunta de  ¿Qué pongo en mi web? Ofrecemos como posible respuesta. Así que…

  1. Sí, pero ¿Qué pongo en la web?

La respuesta es: aquello que refleje lo que has ido descubriendo en las conversaciones.

En un proceso de coaching para emprendedores tomamos la información de las conversaciones para decidir el cliente objetivo, el contenido de la web, qué poner y cómo hacer el marketing directo, la publicidad, etc…

  1. ¿En qué ayuda el proceso?

Ayuda en identificar obstáculos que realmente son excusas, esos motivos por los que no haces cosas que realmente sí podrías estar haciendo.

Ayuda a decidir desde la convicción de hacer lo que quieres y lo que está alineado con tus valores. Lo contrario te llevaría al bloqueo en poco tiempo.

Ayuda a extraer información que tienes pero no has depurado.

Ayuda a identificar lo que necesitas, lo que no puedes hacer tú sola/o y lo que no tiene sentido que sigas intentando porque no está mereciendo la pena.

Ayuda a tener claro qué pedir y a quién.

Ayuda a ser eficiente en la dirección del proyecto y tus colaboradores.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar