Casero; lo que puedes deducirte en Renta

nyhavn-harbour-copenhagen

1.- Los intereses de los capitales ajenos invertidos en la adquisición o mejora de los bienes o derechos y demás gastos de financiación. O lo que es lo mismo, los intereses producidos por créditos que se abonen por la compra de la vivienda.

2.- Los tributos y recargos no estatales, así como las tasas y recargos estatales: IBI, tasa de basuras, alumbrado…

3.- Las cantidades devengadas por terceros en contraprestación directa o indirecta como consecuencia de servicios personales, tales como administración, vigilancia, portería o similares.

4.- Los ocasionados por la formalización del arrendamiento, subarriendo, cesión o constitución, y los de defensa de carácter jurídico relativos a los bienes, derechos o rendimientos.

5.- Los saldos de dudoso cobro, siempre que esta circunstancia quede suficientemente justificada.

6.- Los gastos de conservación y reparación.

7.- El importe de las primas de contratos de seguro, bien sean de responsabilidad civil, incendio, robo, rotura de cristales u otros de naturaleza análoga, sobre los bienes o derechos productores de los rendimientos.

8.- Las cantidades destinadas a servicios o suministros (luz, agua, gas, teléfono).

9.- Las cantidades destinadas a la amortización del inmueble en las condiciones establecidas reglamentariamente.

Leer más:  Renta 2015: Atención casero, un ejemplo práctico de los gastos que te puedes deducir en la renta. Noticias de Vivienda  http://goo.gl/tBCQEl

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar