Consejos básicos para lanzar un negocio en Internet

creando negocio internet

Internet ha revolucionado el mundo, y en especial los negocios. No es necesario un gran capital inicial para ser emprendedor y empezar un negocio.

Ahora tienes la posibilidad de iniciar tu propia empresa online, pero te damos unos pequeños consejos.

1. Trabajar solo o con socios.

Muy importante y punto de partida. Si vas a trabajas solo no necesitas en un principio nada de forma legal etc, pero si estás con socios es muy importante que en un documento privado a modo de reglas del juego, os repartáis funciones, honorarios, responsabilidades etc. Es la mejor forma para no interferir en los campos de cada uno. De esta manera en caso de problemas tenéis algo en lo que apoyaros.

Los problemas cuanto antes salgan mucho mejor.

2. Tus propios productos vs. productos de otros

La segunda opción es más factible si no tienes acceso a un fabricante apto para tus artículos, aunque la primera te aportará algo muy importante: tendrás un producto nuevo e innovador, y eso es muy importante en la red, ya que no tendrás que competir en precio de una manera tan descomunal.

3. Financia tu negocio online con microcréditos para emprendedores

A la hora de empezar un negocio en Internet no es necesaria una gran inversión inicial.

Si no tienes un colchón económico con el que costear estas cantidades, te presentamos una figura que a lo mejor no conoces: los microcréditos para emprendedores.

Hay muchas empresas de financiación que han sabido adaptarse y nos permiten obtener un crédito de cantidades bajas, pero suficientes para un gasto puntual. Podrás pedir desde 50€ hasta 300€ con posibilidad de aumentar dicha cantidad si algún día fuese necesario.

4. Tu nombre y tu dominio serán tu marca

Recuerda que el nombre de tu empresa tiene que ser: corto, claro, descriptivo, fácil de escribir y fácil de recordar. Parece algo sencillo, pero no lo es.

Por supuesto, no debe existir previamente, o al menos que no haya una empresa que se llame igual.

A la hora de elegir el dominio para tu negocio web, este debe llamarse igual que la empresa, así que tenlo en cuenta también. Puedes comprarlo en cualquier página web dedicada a ello y suele rondar el precio de 10€, depende de la extensión que quieras, aunque te aconsejamos usar la que toda actividad comercial utiliza, la .com.

5. Diferencia entre dominio y hosting

Una vez comprado el dominio, debes hacerte con un hosting, que es básicamente donde se guarda toda la información que pones en tu página web y donde entran tus usuarios. Por eso, quizás aquí sí debes realizar una inversión de dinero más elevada.

Piensa que, si tu página llega a buen puerto, y seguro que sí, debe estar preparada para tener un número considerable de visitantes y de flujo de ventas sin cargar a un ritmo lento o que directamente se caiga.

6. Selecciona sistema gestor de contenidos

En este ámbito el más famoso es WordPress, que podrás descargar gratuitamente e instalarlo en tu página web. Funciona bastante bien y es el que utilizan gran número de empresas web. También hay otros como Drupal, Joomla o Prestashop. Infórmate y elige el que más se adecúe a las características que quieres que tenga tu sitio web.

7. Elige los sistemas de pago

Por supuesto, te recomendamos que incluyas todos los disponibles en la actualidad: transferencia bancaria, tarjeta de crédito y Paypal. También puedes ofrecer el sistema contrareembolso para llegar a esos clientes que menos se fían de Internet, pero eso depende de tu criterio.

8. Perfiles en redes sociales potentes y contenido multimedia

En este punto te recomendamos invertir tiempo y, si es necesario, dinero. Unos perfiles fuertes en redes sociales y una buena creación de imagen de marca pueden hacer que tu negocio triunfe por todo lo alto.

Dedícale tiempo a pensar en cómo quieres que los clientes perciban tu marca, qué quieres decirles a diario, qué les puedes ofrecer y hazte una gran pregunta: ¿por qué te seguirías tú? ¿qué tiene un perfil en una red social que hace que tú y mucha gente le siga?

Además, ten siempre material multimedia de calidad, ya sean fotos de los productos, vídeos, o incluso un banner que pongas en tu web o una foto para un post. Recuerda: los sitios web de calidad y agradables a la vista atraen a clientes.

9. Campañas de publicidad y marketing

Una vez que tu página web esté creada, empieza lo complicado. Tienes que darla a conocer, que los clientes vean tus productos y convencerlos de que los compren.

Diariamente debes repasar tus analíticas y seguir los resultados de tus campañas, estúdialos bien e intenta identificar qué funciona y qué no, prueba cosas distintas a ver cómo reaccionan tus clientes y seguidores, así poco a poco irás conociéndolos.

Y el consejo final es quizás el más importante: cree en ti, en tu idea y nunca pierdas la ilusión.Es algo que deberíamos recordar todos los emprendedores del mundo todos los días.

Suerte y a ello.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar